Turismo comunitario y cocineras tradicionales en el territorio del Gran Tunal.

Por Adriana Ortega

 

La triple frontera entre San Luis Potosí, Zacatecas y Jalisco que colinda el Estado de Guanajuato en la parte noroeste, se encuentra el municipio de Ocampo. La población tuvo como primer nombre San Juan Bautista del Vaquero y en 1845 todavía pertenecía a La Ex-Hacienda de San Isidro del municipio de San Felipe, Gto. El 19 de octubre de 1868 el Congreso del Estado de Guanajuato decreto la creación de un nuevo municipio, al que le dio el nombre de Melchor Ocampo, elevado su cabecera de la categoría de congregación a la de pueblo. La antigua comunidad de San Juan Bautista del Vaquero se convirtió en la Villa de Ocampo, Gto.

El municipio de Ocampo tiene mucho que ofrecer, te vamos a sorprender. En su espacio encontrarás una región de flora y fauna con especies particulares y maravillosas que han sido sustento de los habitantes de esta zona; un centro ceremonial prehispánico de aproximadamente dos mil años de antigüedad; vestigios antiguos de la presencia de los españoles en la época virreinal; edificaciones como puentes, iglesias, trojes, haciendas, presas y ventas que fueron construidos como fortalezas en el siglo XVI; el trazo antiguo delCamino Real de Tierra Adentro aún delineado, aquel que fue utilizado para el intercambio de personas, ideas mercancías, oro y plata, y que hoy continúa vivo vinculando a las comunidades de la región como testigo de un gran patrimonio cultural edificado.

La gran mayoría de las comunidades en el municipio de Ocampo se fundaron por el Camino Real de la Plata. El territorio ocampense resguarda hoy innumerables vestigios de este pasado. Aproximadamente cada 6 km. se puede apreciar en nuestra demarcación alguna antigua construcción como la Hacienda de San Pedro de Ibarra, la de Cabras de Guadalupe, Santa Bárbara, Santa Regina, San Isidro, San José del Torreón, San Elías, San Miguel, El Tigre, Las Trojes o Tlachiquera. Estas son comunidades que se fundaron como haciendas y que conservan parte de su arquitectura y una enorme tradición cultural que se refleja en su gastronomía, vestimenta, festividades y hasta en las forma de utilización del castellano.

Al ser Ocampo parte del territorio denominado el Gran Tunal en el que habitaban los nómadas chichimecas, heredaron sus pobladores un gran conocimiento en el uso de la vegetación: ya sea de manera medicinal, para construcción, para alimento o como parte de ritos ceremoniales. El uso ornamental de dichas plantas, también es algo que caracteriza el paisaje social de las comunidades de Ocampo, ya que todas las casas están “decoradas” con infinidades de plantas de distintas formas y colores.

Nopal, piñón, flor de palma, vaina de mezquite, papa de campo o papa loca, verdolagas, quelites, dátiles, tunas, pingüicas, madroño, xoconostle, huitlacoche, calabazas, capulín, jengibre, frijol, patol y el maíz son algunas de las plantas nativas que se utilizan como base de la dieta local, sumando a esto los productos derivados de la ganadería tal como los lácteos y carnes. Teniendo como resultando, una tradición gastronómica que nuestras cocineras tradicionales han llevado incluso hasta fuera de nuestro país y por ello han recibido premios internacionales por conservar este importante patrimonio ocampense.

Hoy en día, a más de 400 años, aún se pueden encontrar construcciones de piedra y adobe como son las nopaleras y mezquitales, que nos permiten echar un vistazo al pasado de un pueblo rural, un pueblo de rancheros que construyó su historia en un territorio de fronteras, en un territorio ganadero y agrícola en el que se desayuna con leche bronca, tortillas recién hechas y un “chile de molcajete”.

Los pueblos conectados por los distintos ramales del Camino Real se pueden recorrer tranquilamente a pie, a caballo o en bicicleta, ya que son escasamente transitados por vehículos. Se puede, por lo tanto, disfrutar en su trayecto del silencio de lo aislado, delsonido del viento en las grandes arboladas que caracterizan el ancho camino real, además de que se puede observar una gran variedad de fauna nativa como son los coyotes, conejos, correcaminos, y distintos tipos de aves y reptiles.

Leave a Reply